Crítica: Divergente (2014)

Shailene Woodley Theo JamesCrepusculera pero noble.

Divergente consta de pretensiones filosóficas pero no se encuentra a la altura de las circunstancias, al menos para el público menos palomitero, y es que aunque refleja de manera intencionada este mundo en el que vivimos separado por departamentos (o facciones) llámense partidos políticos, equipos de fútbol…, bebe de Harry Potter en la estructuración de dichas facciones, de hecho, si me apuran, en el proceso de elección de facción eché de menos el sombrero seleccionador de la famosa saga de magos.

El universo Divergente es un tanto incompleto a la par que confuso para el espectador. Consta de las cinco facciones (Erudición, Osadía, Cordialidad, Abnegación y Verdad), pero deja de lado mil y un detalles sociales, es más, la sociedad se limita únicamente a esas cinco facciones, cosa que desemboca en un contexto plano y que hace desconectar momentáneamente de la trama argumental.

Hablando de la trama, da la sensación de que lo que realmente pesa en Divergente es una relación amorosa (llevada de forma precaria) entre los guapos Theo James y Shailene Wooley, en mitad de una vorágine de lucha por el individualismo que ambos comparten en secreto y que crea una complicidad de cartón piedra en una sociedad en cierto modo orweliana pero andamiada y hueca recogida en unos más que excesivos 139 minutos de duración, además, Kate Winslet sufre en mi opinión una degradación con este papel.

Si tuviera que resaltar aspectos de la película, sin duda el primero sería la calidad visual de que la cinta consta (no espero menos en una película taquillera de ciencia ficción), y por supuesto la banda sonora, que tiene perlas de Ellie Goulding (de la que se abusa un poco) y de M83.

Sin ánimo de extenderme mucho más, catalogaría Divergente como una película para ver fuera de las salas de cine y por un público poco exigente que quiera ver algo “bonito” y con caras guapas. Destaco el noble propósito filosófico de esa lucha del individuo en mitad de la homogeneidad, pero no aporta mucho más. Lo triste es que en el mundo en el que vivimos en el que las instituciones tratan de hacernos a todos iguales, el mensaje de películas como ésta cada vez será comprendido por menos gente, y ese mensaje, junto con la banda sonora y la calidad visual, sitúa a Divergente al borde del aprobado, eso sí, cualquier segunda parte, salvo sorpresa, es rotundamente innecesaria. Quizás nos encontremos ante otra gallina de los huevos de oro vendiendo amor industrial a un público mayoritariamente femenino, comercial y en edad de tener las hormonas a flor de piel.

Borja Ramírez

Puntuación: 4/10
___________________________________________________________________________________________________________________

FICHA TÉCNICA

TRAILER

Anuncios

3 replies »

  1. Borja, respeto tu opinión, pero creo que no puedes tratar de la misma forma a todas las películas a la hora de hacer una crítica. Que esta película esté basada en un libro ya hace que pierda mucha trama y no se puede palpar de la misma forma ese toque filosófico en la pantalla como en el papel. Una segunda parte no es innecesaria puesto que hay un segundo libro…

    Un saludo, Alberto

  2. Puedo comprender que la palabra ‘innecesario’ pueda someterse a juicio, de la misma manera comprendo que cuando una película se basa en libros, lógicamente cuantos más libros haya más partes tendrá. Por supuesto también dejo en el aire la posibilidad de que soy un ser humano susceptible de equivocarme, PERO, tengo la intuición (y quizás sea pronosticar mucho), de que con una parte basta para dejar claro el mensaje filosófico y que el resto de las partes sólo irán enfocadas a desarrollar la historia de amor de la misma manera tosca y evidente que en esta primera parte y hacer caja.
    No soy un detractor del cine comercial, al revés, me gusta, pero cuando escribo una critica intento basarme siempre en lo que yo he disfrutado viendo una película, asimismo aprendí de Antón Ego que una obra por simple que sea tiene más valor que la mejor de las críticas. Lo que yo trato de hacer cada vez que me empapo de cualquier obra, es un enfoque global con respecto a lo que me gusta y lo que hubiera cambiado si hubiera dependido de mí, con todo el respeto al creador, pero dejando claro mi punto de vista sin ningún reparo.

    Un saludo
    Borja Ramírez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: